Sergio Ospina Romero

Sergio Ospina Romero

Investigador posdoctoral

Musicología. Tecnologías del sonido, jazz y transnacionalismo en América Latina.

Oficina: Tm-107
Extensión: 2813

Músico, antropólogo, magíster en historia y en musicología, y doctor en musicología (de Cornell University). Sus investigaciones se concentran la primera mitad del siglo XX, en especial en temas relacionados con tecnologías de grabación y reproducción mecánica del sonido, el jazz, y la música popular de América Latina. Es el autor del libro Dolor que canta: La vida y la música de Luis A. Calvo en la sociedad colombiana de comienzos del siglo XX (ICANH, 2017), y de varias publicaciones que han aparecido en revistas y libros de distintos lugares del continente, incluyendo Journal of the American Musicological Society, Keyboard Perspectives, Latin American Music Review, Musicology Now, Journal of Folklore Research, Resonancias, Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, Maguaré, Historia y Sociedad, Goliardos, y Ensayos: Historia y Teoría del Arte. Actualmente se encuentra preparando la publicación de su segundo libro, en el que estudia el desarrollo de la industria del disco en América Latina durante la era del fonógrafo acústico. Ha sido profesor en la Universidad Nacional de Colombia, la Pontificia Universidad Javeriana, Cornell University, y la Universidad de los Andes. Es miembro de varias asociaciones académicas, entre ellas American Musicological Society, Society for Ethnomusicology, Latin American Studies Association, y International Association for the Study of Popular Music. Sergio es el pianista y director de Palonegro, un ensamble de música latinoamericana y jazz latino, con el que grabó recientemente el álbum “Two Minutes Apart,” disponible en todas las plataformas digitales.

Sin duda, New Orleans fue el epicentro de las dinámicas sociales, musicales, y culturales que dieron origen al jazz entre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Aunque el hecho que New Orleans es parte de los Estados Unidos ha sido usado con frecuencia para legitimar el jazz como un género exclusiva y esencialmente norteamericano, la verdad es que tanto New Orleans como el jazz mismo era parte de una red cultural mucho más amplia que abarcaba buena parte del Caribe. Esta clase ofrece una exploración al universo del jazz temprano, entendido en clave transnacional, y en especial a través de los intercambios e interinfluencias entre Estados Unidos, México, Cuba, y otros lugares del caribe a comienzos del siglo XX. Además de figuras emblemáticas como Buddy Bolden, Jelly Roll Morton, y la Orquesta de Felipe Valdés, entre los convidados musicales se encuentra también Lucho Bermúdez. Al son de Tolú, Fiesta de negritos y otras piezas de su repertorio, esta clase ofrece una oportunidad para explorar la forma en que a través de diversas transacciones estilísticas relacionadas con el jazz, la música de Bermúdez y la de muchos otros compositores a lo largo y ancho del Caribe, terminó teniendo, sin embargo, un ‘sabor’ propio, asumido y percibido como inequívocamente local y caribeño.