BLAST

Teatro de Sonido de Bogota- Universidad de los Andes  

FACULTAD DE ARTES Y HUMANIDADES

Departamento de Música

Dirección General

Jorge Gregorio García Moncada

Profesor Asistente


INTRODUCCIÓN

En su forma más amplia, electroacústico significa  ‘sonido reproducido por medios electrónicos, como es el caso del uso de altavoces. Sin embargo, dicho término puede ser empleado de una forma más restringida al entenderse como una forma especial de arte musical diseñada para una escucha atenta, con un énfasis en el espacio y el timbre.’ (Collins et all, 2013).

La electroacústica evidencia actualmente avances significativos en cuanto a variedad y evolución de estrategias de composición e interpretación. Especialmente desde el siglo pasado, se ha puesto de manifiesto un progresivo interés en la explotación de las características del espacio sonoro como elemento primario del discurso musical. Esto explica el énfasis en el aprovechamiento de factores sonoros considerados anteriormente como secundarios en el contexto de la composición, como es el caso del posicionamiento y trayectoria del sonido en el espacio.

Compositores como François Bayle y Stan Shaff, construyeron dos de los primeros sistemas de difusión multicanal con el fin de realizar conciertos e instalaciones electroacústicas a gran escala, fuertemente influyentes para generaciones de músicos elecotracústicos posteriores: el Acusmonium de la GRM en París y el sistema Audium de la Universidad de California en EEUU. Posteriormente, el inglés Jonty Harrison y el francés Vincent Laebeuf conformaron una segunda generación de electroacústicos comprometidos con el desarrollo de dicho tipo de sistemas. El BEAST (Birmingham ElectroAcoustic Sound Theatre) de la Universidad de Birmingham (UK), y el sistema MOTUS (Francia), son producto de dichas iniciativas.


Con base en estos antecedentes, BLAST (Teatro de Sonido de Bogotá-Universidad de los Andes) es un sistema de difusión multicanal (NSML - Non standard multichannel diffusion system), sonoro no convencional y a gran escala, controlado por medios informáticos y constituido por un número variable de altoparlantes de alta definición que se disponen convenientemente alrededor del público siguiendo criterios acústicos. El sistema de control estará regido por una plataforma conformada por software y hardware especializados, con el fin de administrar una variedad de enrutamientos y procesamientos de señal particulares, así como de suministrar interfaces visuales entre intérprete y sistema. 


Desde el punto de vista interpretativo, un sistema de difusión multicanal constituye un instrumento musical de grandes dimensiones que posibilita al difusor la interpretación de una obra acusmática o mixta en tiempo real, donde tanto público como intérprete se encuentran rodeados por un ambiente de inmersión acústica. Un sistema de este tipo no solamente está en función de alcanzar un realce dinámico uniforme en una sala de concierto; el difusor logra nuevas y diferentes dimensiones musicales en cada interpretación de una obra al expandir la imagen sonora de una pieza musical en full surround en 3D, obteniendo así espacios virtuales multidimensionales únicos y permitiendo al difusor la redistribución y articulación de gestos musicales y fraseos particulares a lo largo, alto y ancho del espacio sonoro emergente.

La innumerable variedad de posibilidades de disposición de los monitores en los diferentes espacios acústicos en donde se realice el montaje e instalación del sistema abre estas oportunidades de interpretación. ‘Nosotros no pensamos en altavoces como un dispositivo para hacer sonar la música más fuerte’ (Deruty 2012).


Desde el punto de vista de la composición, la obtención y desarrollo de esta plataforma permite la creación de obras para una gran variedad de formatos tanto acusmáticos como mixtos. Cuando el sistema esté desmontado, parte del equipo se destinará a su uso regular como infraestructura fija del Estudio Multicanal de Composición Electroacústica que aquí se propone crear para la Universidad. Tanto estudiantes como profesores de UniAndes tendrán la posibilidad de componer obras en formatos multicanal para este tipo de sistemas a gran escala, situación que claramente pondrá en un alto grado de visibilidad el programa de composición a nivel nacional e internacional dado el muy escaso acceso a este tipo de sistemas en América Latina.

Director administrtivo y musical de BLAST: Jorge Gregorio García Moncada

Para referencias de formatos y obras presentadas visita  SOUNCLOUD


Sonando: New Street (2015) / Jorge Gregorio García Moncada / Composición para Fixed Audio Media

El canto de los vendedores de carne y verduras en el mercado... los trenes... La luz tenue y amarilla de los postes de luz reflejada en los canales al anochecer... el sonido del viento arrastrando las hojas secas en el frío inclemente del invierno; la bruma... esa espesa bruma…